En el artículo anterior vimos el concepto de “identidad corporativa” como tal y su importancia en el mundo empresarial, sobre todo para pequeñas y medianas empresas que buscan destacar y diferenciarse de su competencia.

Si ya has optado por comenzar a trabajar en este punto pero no sabes por dónde empezar, aquí te ayudaremos con una sencilla guía paso a paso.

 

Paso 1: Analizando nuestro negocio 

Primero comenzaremos analizando que tiene nuestro negocio y compararlo con los requerimientos básicos para crear su identidad corporativa.

¿Qué debe tener una identidad corporativa “como mínimo”?

  • Logotipo

  • Paleta de colores corporativos 

  • Nombre de la marca 

  • Fuentes tipográficas 

  • Comunicación de la marca

 

¿Ya los comparaste? Puedes hacer una lista de las cosas que tienes definido, las que quieras modificar y las que faltan por definir.

 


 

Paso 2: Elementos de diseño

Ahora veremos punto por punto cada uno de los elementos anteriores, para ayudarte en la toma de decisiones y ver las mejores alternativas para tu negocio.

  • Logotipo: 

Es la cara visible de tu negocio. Por lo tanto, debe transmitir la personalidad, ideas y el concepto central tras su creación. 

Si no cuentas con este punto: lo mejor es cotizar con un diseñador gráfico puesto que ellos son los especialistas en este tema, y evitar las plantillas de internet que te pueden asegurar alguna que otra “copia” de tu marca.

Si ya cuentas con este punto: puedes seguir con tu logotipo actual o replantearte si es tiempo de un refresh. 

Para que tengas en cuenta: cada 3 años en un tiempo prudente para actualizar un logotipo, pero por lo general si se quiere llegar a esta decisión es mejor responder a los siguientes puntos:

  1. Cuando los valores quedan desfasados. 

  2. Cuando la estética de tu marca comienza a parecer anticuada.

  3. Cuando obstaculiza nuevos usos de la comunicación..

  4. Cuando cambias tu modelo de negocio o replanteas tu cartera de productos.

  5. Cuando la marca sufre una crisis muy importante.

 

  • Colores corporativos:

Los colores que escojas influyen mucho en la percepción sobre cómo es tu empresa. Y recuerda que esta será la combinación de colores que estará presente en la comunicación de tu marca, branding, tu web, tu tienda online, tu logo, tu material corporativo, por lo que se deberá respetar y utilizar según corresponda.

colores corporativos

Lo ideal siempre será trabajar con máximo de 3 colores, para crear jerarquías y contrastes entre ellos, guiándonos siempre por la psicología del color.

Si te interesa, tenemos una guía sobre las reglas básicas del diseño web y hablamos sobre la psicología del color con algunas ideas de combinaciones de colores a escoger.

Si ya cuentas con este punto: obviamente tienes tu marca con sus colores correspondientes ¿verdad? Entonces, un buen ejercicio es replantearte si esos colores son atractivos, armoniosos entre sí, o sí tienen buen contraste entre ellos; si transmiten o no efectivamente tus valores de marca o tal vez hasta tengas demasiados colores y ensucias un poco el nombre de tu marca.

Si haz encontrado que quizás sea buena idea un cambio de color, te recomendamos la plataforma colorhunt. Aquí podrás escoger paletas de color o por color individual y te mostrará todas las combinaciones posibles y adecuadas. 

 

  • Naming o nombre de la marca:

Debe ser recordable, sencillo, fácil de reconocer y fácil de “nombrar” obviamente. Tienes que conseguir que este nombre quede grabado en la mente de los consumidores y que también, transmita los valores de tu empresa.

Si no tienes este punto: en internet puedes buscar algunos generadores de nombres automáticos -si es que deseas hacerlo tú- pero también puedes hacer el encargo a un diseñador gráfico y comentarle que buscas propuestas creativas de naming para tu negocio.

 

  • Fuentes tipográficas:

Tienen la misma importancia que la elección de tu gama de colores corporativos. Las tipografías hablan por sí solas y reflejan en gran medida el lenguaje de tu negocio. 

Deberás definir las tipografías no solo para la confección de tu marca, sino que también para la redacción de textos, señalar si irán en mayúsculas o en minúsculas, cuando y qué familias tipografías se utilizarán (thin - light - regular - semibold - bold), si se utilizará más de una tipografía….¡Miles de especificaciones!

Lo más probable es que no tengas este punto -que muchos emprendedores olvidan, lo sabemos- así que dedica tiempo a definir todas esas variables, seleccionado tipografías que sean legibles y adecuadas a tu marca.

 

  • Comunicación de la marca:

¿Cómo comunicará tu marca su existencia al resto del mundo? Aquí entran los recursos como imágenes y hasta el tono de voz a utilizar si se quiere transmitir un mensaje.

Dentro del lenguaje puedes definir expresiones corporales, tono de voz, saludos, expresiones o mensajes que transmite tu marca (tanto por escrito como hablado), como se dirigirá a ciertos grupos de personas como los millenials o a la gen Z.

Mientras que en las imágenes, puedes definir qué se mostrará en las imágenes ¿personas? ¿objetos? ¿tus productos? También puedes definir en donde comunicarás: redes sociales, sitio web, una landing page…tienes cientos de canales actualmente en donde puedes desarrollar y promocionar tu marca.

 

¿Y qué tal si tu marca se expresa en el uniforme de tu equipo de trabajo? ¿o en merchandising oficial? Esa es otra alternativa de comunicación muy demandada por las grandes empresas y que resulta atractiva para cualquier cliente.

identidad corporativa emagenic

 

Quizás ya cuentes con este punto si es que promocionas mediante redes sociales, pero igualmente recomendamos comenzar a desarrollar una “línea gráfica” que se deberá respetar y replicar en las diferentes publicaciones que hagas. De esta manera, tus feeds en instagram serán más atractivos y tendrán ese sentido de “continuidad gráfica” y coherencia con lo que tu marca busca transmitir.

 


 

Paso 3: Elaborar tu Brandbook o Manual Corporativo.

Una vez que ya has definido todos los puntos anteriores, es hora de elaborar tu Branbook, es decir, ese librito mágico que establecerá todas las normas gráficas de tu marca y que se deberán respetar cuando se quiera utilizar para cualquier fin que se estime conveniente.

 

Brandbook ejemplo emagenic

 

En este paso te recomendamos 100% dejarlo en manos de un diseñador gráfico -a menos que seas un experto en el manejo de Indesign y otros softwares de Adobe- puesto que ellos desarrollarán y optimizarán el archivo final para que pueda ser impreso si así lo prefieres, o bien dejarlo en un formato digital.

Gracias al manual de identidad corporativa, todo el trabajo anteriormente realizado se “sellará”, se establecerá y se pondrá en práctica, potenciando tu marca y marcando una gran diferencia entre tus competidores y tu negocio.

 

Esperamos que esta guía pueda serte útil y no dudes en invertir ahora en un buen desarrollo de identidad corporativa.

NUESTRAS TECNOLOGÍAS

Como empresa, nos comprometemos a utilizar siempre las últimas tecnologías disponibles en el medio, para entregar un sitio web completamente funcional y profesional a nuestros clientes.

Html5
Css3
Javascript
Laravel
Bootstrap
Vue.js

Síguenos en instagram

Tu proyecto es importante para nosotros

y nos preocupamos por el

Si tienes algún problema con tu sitio web, escríbenos un ticket de soporte y lo solucionaremos a la brevedad

Ticket de soporte

Escríbenos

+56

Escríbenos

+56
¿Con quién deseas hablar?

¿Cómo te podemos ayudar? ¡Escríbenos!